Cada vez hay más gente que se apunta a alimentarse bien y de forma saludable. Pero, lanzarse a la vida DETOX  y elegir una opción, ¿ser vegano o vegetariano?, ¿O ninguno?.

Si bien las costumbres alimentarias parecen ir cambiando con el tiempo y se van formando una especie de subgrupos como vegetarianos, veganos, carnívoros, entre otros, es muy importante saber que ciertas restricciones alimentarias pueden traer algunos riesgos en el organismo que pueden derivar en futuras enfermedades.

Cuando se decide hacer un cambio en la cultura alimentaria hay que tomar ciertos recaudos para no sufrir la falta de nutrientes, y por ende, lograr un equilibrio total. Una dieta equilibrada asegura la incorporación de nutrientes al organismo, y mantener una alimentación restrictiva sin supervisión de un especialista puede llevar a consecuencias negativas sobre la salud de los adultos, y afectar el desarrollo en niños y adolescentes.

Las dietas veganas y vegetarianas surgen como variantes, cuando por diversos motivos las carnes no son una opción dentro del menú. Para suplantar lo que aportan a la nutrición del cuerpo debemos planificar la dieta, ya que la selección de los alimentos en casos tan restrictivos resulta crucial.

Cabe destacar que cuanto mayor sea la restricción en el consumo de grupos de alimentos, mayor será el riesgo de sufrir la carencia de determinados nutrientes: El gran déficit que encontramos en este tipo de dietas está en la vitamina B12, que sólo se encuentra en productos de origen animal y que los veganos no tienen vía de incorporación alterna.

 

Alimentación en particular

Algo a lo que hay que prestar atención es también la cantidad de información que circula en Internet sobre alimentación vegetariana o vegana. Al respecto, advertimos que no se debe uno guiar por la experiencia de los demás.

Uno tiene que entender que la dieta es personal. El trabajo del nutricionista es planificar la dieta en conjunto con la persona, evaluar su requerimiento calórico y equilibrar la alimentación para que no falten nutrientes. Además, en los casos en que requiera algún suplemento, se trabajará en una fase médica.

El calcio, la vitamina D y el zinc son otros de los nutrientes faltantes en este tipo de dietas: Mantener una dieta sin control de especialistas y con falta de nutrientes puede traer consecuencias a largo plazo, algunas son moderadas como la caída del cabello o la debilitación de las uñas, y otras son más graves como la anemia o problemas de fertilidad.

Este tipo de alimentación es poco recomendable para chicos muy chicos o adultos mayores. En el caso de los chicos, se necesita  asegurar el desarrollo desde los primeros años y en este caso, la alimentación juega un papel primordial. Hay que darle al cuerpo los nutrientes que necesita para desarrollarse. Las consecuencias de un déficit alimentario en los primeros años de vida, puede traer consecuencias a nivel del neurodesarrollo.

 

Durante el embarazo

Otra de las etapas a tener en cuenta es el embarazo. Hay nutrientes y vitaminas que en el embarazo deben estar presentes. En estos casos es muy importante la consulta con el profesional porque la mala planificación de la dieta afecta no sólo a la madre sino también al hijo, con consecuencias muy graves para su edad.

La clave para cuidar la salud y poder llevar adelante este tipo de dietas es la educación y la visita regular al nutricionista. Nuestro trabajo es enseñar cómo se puede reemplazar inteligentemente los alimentos que dejan de lado estas dietas. No sólo se trata de controlar la alimentación de la persona, sino enseñarle a obtener beneficios sin cambiar su preferencia.

Hay que tener cuidado con las modas, sobre todo con los adolescentes, cuando dicen que quieren ser vegetarianos o veganos, y no caen en la cuenta que realmente es un cambio en la cultura de la alimentación. Uno tiene que tener en claro por qué lo hace y que implica a nivel corporal este cambio.

 

¿Qué es el veganismo?

Para saber qué es el veganismo, hay que decir que “su objetivo es evitar el consumo o el uso de productos de origen animal. Es una actitud ética caracterizada por el rechazo a la explotación de otros seres sensibles como mercancía, útiles o productos de consumo”.

Es decir, que lo que busca a nivel alimentación, es hacerlo sin sustancias de origen animal, o sea, no consumir productos como lácteos, huevos o carnes de cualquier tipo, tampoco se consume mucosidades provenientes de animales como la miel.

En cuanto a la vestimenta, los veganos rechazan los tejidos y materiales de origen animal (como lanas, cueros, pieles, sedas, …), con lo cual tienen que seleccionar que prendas usar en la vida cotidiana. Lo mismo pasa con maquillajes y cosméticos industrializados, los cuales está prohibido usar si tienen alguna procedencia animal.

 

El vegetarianismo

En cuanto a otra de las corrientes alimenticias que se vienen abriendo paso en los últimos años en las sociedades, el vegetarianismo, hay que decir que es el régimen alimentario que tiene como principio dejar de consumir cualquier tipo de carne y pescado.

Con frecuencia, la dieta vegetariana no se reduce únicamente a la nutrición, ya que es probable que también se adopte una actitud y un estilo de vida que rechaza otras formas de utilización de los animales para producir bienes de consumo para la diversión humana; igualmente, se puede tender a una alimentación apoyada en principios ecologistas y naturistas.

Hay que resaltar, que (a diferencia del veganismo) en la dieta vegetariana sí se acepta la cocción de los alimentos y el consumo de productos refinados (los más comunes son el azúcar y la harina), además de pastas blancas, frituras y alimentos en conserva o a los que se le han añadido colorantes o conservantes.

Esto lo diferencia de otros tipos de dietas, como la macrobiótica y la naturista. Además dentro del vegetarianismo, hay varios tipos que llevan su nombre según el tipo de alimentación.

 

Claves para entender la alimentación

  1. En el veganismo no se consumen ni se utilizan derivados de animal.
  2. En el vegetarianismo no se consumen carnes.
  3. La práctica del veganismo nació en 1944 en Estados Unidos.
  4. Es importante mantener una dieta equilibrada y consultar al nutricionista.
  5. El déficit que encuentra este tipo de alimentación es la falta de la vitamina B12.
  6. Otro de los nutrientes faltantes son el calcio, vitamina D y el zinc.
  7. Hay nutrientes y vitaminas que son esenciales en el embarazo.
  8. El veganismo es un cambio de cultura en la alimentación, por eso, hay que informarse como corresponde.
¿Te gusta? ¡Compártelo!