La mirada no pasa desapercibida jamás. Menos si hay de por medio alguna “ayudita extra” técnicas que permitan aclarar ojeras y descomprimir bolsas. La doctora especializada en medicina estética, Débora Azuaje, nos cuenta cómo verse mejor.

No hay rinconcito del cuerpo que quede librado al azar a la hora de verse mejor. Ni siquiera los ojos, zona del rostro para la que también hay un arsenal de tratamientos estéticos y médicos que permiten mejorar la mirada y hacerla más interesante aún. Es que no basta con maquillajes. Hay técnicas y procedimientos que resuelven y corrigen algunas imperfecciones. Ya que si bien pestañas y cejas pueden verse como unos cuántos pelitos -que tienen funciones vitales como proteger del sudor, de la suciedad, del sol- son junto a los párpados, partes aledañas del ojo, que sin lugar a dudas pueden embellecerse.

¿Por qué cuidarse la zona de los ojos estéticamente hablando?

La mirada, junto a la sonrisa son los puntos focales mas importantes del rostro. Toda mejora en su aspecto nos embellece y nos hace sentir mucho mejor con nosotros mismos. Además hay que tener en cuenta que los ojos son los que denotan los primeros signos del paso del tiempo y el cansancio, por lo que tanto hombres como mujeres de mas de 25 años, buscamos cualquier secreto o tratamiento en este caso para atenuar arruguitas, ojeras y bolsas. Actualmente contamos con una amplia variedad de tratamientos para párpados. Estas zonas pueden mejorar considerablemente con un tratamiento adecuado y como resultados, generar más definición en la mirada.

¿Revisten algún peligro estos tratamientos, especialmente por tratarse de una zona tan sensible?

Todos los tratamientos de la zona periocular con los que trabajamos se hacen con productos de cosmética medica, hipoalergénicos y material estéril, para garantizar la seguridad en cada procedimiento.

A este tipo de procedimientos estéticos, ¿se puede someter cualquier persona? ¿Qué contraindicaciones tienen?

En tratamientos específicos para bolsas y ojeras, recomendamos hacerlos a partir de los 25-30 años y como tratamientos preventivos.

Las ojeras son alteraciones de la coloración de la piel debajo de los ojos debido a una producción excesiva de melanina y a la dilatación de los capilares próximos a la superficie de la piel. Los factores hereditarios son una de sus causas principales. La vasodilatación fisiológica y la pérdida de grosor de la piel que se produce con el paso de los años provocan que las ojeras se acentúen en las personas mayores. Aparte de estas circunstancias, las ojeras pueden aparecer como consecuencia de enfermedades (alergias, eccemas, dermatitis atópica, conjuntivitis, estados de alteración hormonal, problemas vasculares…). Contrariamente a lo que se creía tradicionalmente, la exposición solar, el cansancio o la falta de sueño no son causa directa de ojeras, pero sí que las empeoran, y las hacen más visibles.

Las bolsas palpebrales son la protrusión, externadamente visible, de las adiposidades que anatómicamente hay en las regiones orbitarias de todos los seres humanos, aunque también pueden deberse a un exceso de piel, con lo que entonces son más llamativas en los párpados superiores.
Hay una cierta predisposición hereditaria constitucional a presentar este tipo de defecto estético, tendencia que se acentúa con la edad. En algunas ocasiones, las bolsas tienen su origen en una retención de líquidos (edema); entonces pueden ser indicativas de la existencia de enfermedades sistémicas de origen cardíaco, renal, tiroideo, de pérdida de proteínas o de alteraciones inmunológicas. Algunos procesos patológicos propiamente cutáneos (eccema de contacto) también pueden provocar este tipo de defecto estético. Igual que ocurre con las ojeras, hay una serie de factores externos que pueden favorecer la aparición de las bolsas palpebrales: consumo excesivo de alcohol y tabacoalimentación poco sanavida sedentariaestrés o trastornos del sueño.

Cuidados cosméticos

  • Limpieza de párpados.
  • Crema hidratante específica para el contorno de los ojos mañana y noche.
  • Tonificación con lociones descongestivas, manzanilla y caléndula.
  • Cremas antirradicales libres: con Vitamina C y Té Verde.
  • Fotoprotección.
  • Cremas o parches para el contorno de ojos.

Tratamientos médico-estéticos

Antes de indicar un tratamiento es fundamental identificar el factor etiopatogénico predominante.

Se pueden utilizar varios tratamientos para mejorar la apariencia de hinchazón bajo los ojos. Como son los peelings químicos y rellenos, que pueden mejorar el tono de la piel, su tensión y rejuvenecer el aspecto de las bolsas bajo los ojos.

Los rellenos dérmicos son tratamientos adecuados para eliminar los sacos oculares sin cirugía. Son geles compuestos de una sustancia llamada ácido hialurónico, una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo que puede restaurar el volumen perdido (o añadir un nuevo volumen) a los tejidos blandos faciales.

Para los pacientes cuyas bolsas para los ojos son causadas por la deflación de la mejilla, los rellenos dérmicos pueden restaurar la transición suave desde el ojo debajo de las mejillas, eliminando así la apariencia de bolsas debajo de los ojos.

El tratamiento antiojeras se realiza mediante la aplicación de un gel de ácido hialurónico para tratar y rellenar la zona de las ojeras, de forma natural y duradera, además de redensificar la piel de la zona periocular.

Es un producto reabsorbible, no permanente, estéril, viscoelástico, transparente, incoloro, que, ha demostrado una gran eficacia y una seguridad excelente en los pacientes.

El tratamiento en la zona periocular se trata tanto en hombres como mujeres, en pacientes jóvenes, de mediana edad y de edad avanzada. Muchas veces las ojeras son una herencia genética y aparecen relativamente pronto. En algunos casos los pacientes son jóvenes que no muestran arrugas, pero tienen la zona hundida, u otros pacientes que han estado sometidos a tratamientos de acné juvenil que han utilizado cremas muy agresivas, muy absorbentes, muy astringentes, y tienen la zona periocular muy envejecida. En ocasiones los pacientes presentan la zona de la ojera oscurecida.

Duración del tratamiento

La duración del producto estimada en estudios clínicos es de 1 año. La zona de la ojera es pobre en hialuronidosa, enzima encargada de degradar el AH, por eso los tratamientos en esta zona obtienen mayor duración.

Centro Médico Azuaje

¿Te gusta? ¡Compártelo!