Toxina Botulínica

La Tóxina Botulínica  se utiliza en un procedimiento cosmético no quirúrgico, por medio del cual una proteína natural de orígen bacteriano –Toxina Butolínica Tipo A- es inyectada en diferentes zonas del rostro para disminuir las arrugas de la frente, patas de gallo, párpado, entrecejo y los pliegues del cuello.

13789986055119-0-680x276

Debido a sus asombrosos resultados y sus mínimos riesgos de efectos secundarios, Botox (R) es el mas popular de los tratamientos estéticos no quirúrgicos.

La Tóxina se inyecta en pequeñas dosis en diferentes zonas del rostro, en los músculos que producen las líneas dinámicas, como las arrugas de expresión facial. La inyección evita de forma temporal que las señales nerviosas lleguen al músculo, con lo que éste se relaja. Al relajarse el músculo, la piel se relaja.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR